FEMINISMO

Lo inventamos a la fuerza.
Lo tiramos en el tapete
apostando a la justicia
y nos jugamos el corazón
defendiendo el derecho de todas
con miedo y renunciamiento
esperanza y sueños.

Lo impusimos con rigor
con alegría, voluntad, perseverancia…
y doble horario de trabajo (la casa y el empleo).

Lo realizamos día a día
hora a hora - a lágrima y esfuerzo -
irradiando su luz al mundo
para que alumbre
a todas las mujeres del planeta.

Lo sostenemos para gozar de libertad responsable
para asumir la vida en plenitud
de nuestras facultades pensantes
espirituales y materiales.

Hemos llorado (a gritos o en secreto)
protestado (a voces o de brazos caídos).
(A veces ¡ tántas! se nos cayó el alma).
También arrullamos, acariciamos, cocinamos…
Empuñamos el derecho
gritamos la injusticia
asombramos (¿alarmamos?)
Afirmamos.

Saltamos los prejuicios
vencimos los convencionalismos
y fuimos.
¡Somos!

Marta de Arévalo

Close this window