LA ESTATUA

Una lágrima
cae
sobre el
espejo opaco,

saluda
a la estatua sin rostro
áspera, fría
moldeada por el martillo,
maltratada.

Mármol, piedra, madera;
pesada, frágil pieza,

la arropa con mantos de seda,
la oculta
en el sombrío sótano…

Ella sólo la encuentra.

Josefina C. López

Close this window