Las mil constelaciones

Cuando hay luna y te pienso
los planetas se mezclan con los pájaros,
las letras vuelan tan lejos como las palomas.

Y cuando el pez azul de la poesía
suelta su compromiso de estrellas
y nada tras la sombra y te pienso,
mi amor se vuelve pez,
se vuelve pájaro
y riela tras tu sombra.

Y cuando el sol, naranja mercurial,
surca el poniente
sobre el ala de un pájaro y te pienso,
la mañana se vuelca sobre el mundo
y enciende al propio pensamiento.

Y cuando llueve,
cuando cae la lluvia sobre el mundo
y te siento,
algo nace en el fondo de mi alma,
algo mitad criatura, mitad pez, mitad luna,
se asoma a mi sentir y el pensamiento
dibuja con tu cuerpo y con mi cuerpo
las mil constelaciones del espacio.

Magaly Quiñones

Close this window