MOSAICO ENCENDIDO

De la tierra brotó agitada la lumbre
cuando el agua recogida en la fuente
derramó sus caminos empujados por el aire;
desde ahí se juntaron aire, tierra, agua y fuego
para alimentar tu viaje alucinante.

En la memoria quedan tus páginas matriarcales
fundidas en todas las edades salvajes,
interrumpidas por civilizaciones advenedizas
en donde figuró tu cuerpo tutelado en fragmentos
con rpismáticos ojos negros, azules, verdes o marrones.

El mosaico del tiempo impuso la carga
para las diversas sangres bajo todas las pieles;
obró la fuerza cobijada en libros y mandamientos sagradops
amparando la opresión del vientre y la ternura
por laberintos oscuros de absurdas cosmogonías.

Conservar la especie y amamantarla por siglos
fecundar los seres que demanda el mercado;
segregada en el rincón del silencio
teje un abrigo de colores al viento
sobre la pálida alfombra de esperanza.

Camuflada serpentina en espuma
padece el embrujo de los escaparates,
obligada mercancía para saciar los instintosocultos,
aviva los ideales en revueltos ríos
enarbolando el grito que venza las fronteras.

Ramiro Caiza

Close this window