MUJER EN GUERRA

Hoy la he visto,
en la mañana turbia de cadáveres,
con los brazos al cielo
suplicando,
como en un nuevo cuadro de Guernica.
Mi mirada extranjera
se ha quedado colgada de su miedo.
El miedo es como un pájaro de plumas blancas
manchadas de miserias,
de feroz sufrimiento.
La he visto arrodillada
bajo un cielo plomizo
de disparos y tanques,
sobre ruinas de carne y pedernal.
El miedo es un espejo
por el que mira una niña
con la frente arrugada
y el alma encallecida.
Las botas militares golpean
con su tacón de sangre
y los muertos se apilan
con mirada de acero.
Hoy la he visto,
y el terror de estar vivo
era más doloroso que la muerte.

ISABEL ABANTO ALDA

Close this window