PÁGINAS DE INTERNET

Una niña orina su cuerpo antes de la fotografía.
Lo que nunca verás:
el desnudo más herido de los colores.
Las lluvias, de una palabra escrita en la vagina
de una imagen,
caen rodeadas por los deseos.
La desnudez de los dedos no será para siempre.
Las cicatrices cosen puñales de sombra
en el cerebro.

La niña que orinó su cuerpo
se viste de mañana.
Sin juguetes,
sin la boca de fresa.
El futuro huye,
llora tiempo.

Javier Ramos
Close this window